DILOOP (V 5.0)

The third & the seventh, the game…

Posted in citas by piezas on 5 abril 2010

¡Anda que no hace rato que dije «luego lo explico»! Menos mal que nadie lo leyó, porque para explicallo las puertas y las paredes, mis víctimas recientes de una tortura ftálica, plástica, acética y estética, no suponen excusa (las pobres ni se quejan).

Bueno.

Pues todo venía del regalo a sus lectores habituales de Rosa María Artal en su entrada el día de los enamorados. Una colección de vídeos preciosa que había encontrado por esos mundos.

Entre todos ellos me llamó mucho la atención el primero por la forma de concebir el espacio; una animación creada con 3D Max sobre mundos arquitectónicos. Sobre ella dejé referencia en Facebook. Quien no disponga de cuenta no podrá leerla, así que la transcribo aquí:

Por recomendación de Rosa en lo suyo. Qué manera de expresar el espacio, ¿para qué quiere uno er 3D? Lástima de los guiños surrealistas del final, que solo aportan literatura ajena a la narración visual…

The Third & The Seventh

El 14 de febrero a las 12:08

El enlace al vídeo original completo y en alta definición es el que aparece en la cita.

La sorpresa es cuando lanzo el vídeo para verlo una segunda vez. No recuerdo ya porqué en uno de esos líos de desktop ingobernable se dio la casualidad de que lancé a la vez, o tal vez se lanzó solo desde Spotify porque le tocaba y había dejado el detener la música para justo después de iniciar el vídeo, este tema [enlace de Spotify] que ya había referenciado antes. Pero como justo al empezar hay una coincidencia narrativa sorprendente, lo dejé correr. La sorpresa no termina ahí. Vean:

Casi se puede decir que como un guante. Pero más allá de los ritmos y los cambios; también de concepto y narración: como un guante. Y de ahí tan intempestivo «Aivahlahostia… 0_o».

Por supuesto existen zonas donde la sincronización no es del todo perfecta, pero en un montaje hecho a posta tampoco se puede esperar hacer una narración literal del ritmo que resultaría entre otras cosas obvia, vulgar y demasiado simple. Pero si les sorprende como a mi el comienzo, vean el vídeo hasta el final, porque se llega a una mimesis narrativa aplastante. Incluso la música termina justo para ahorrarnos esa parte del vídeo que en mi referencia opinaba gratuita y que desmerece.

Le di muchas vueltas a eso. A qué puede explicar una coincidencia como esa. Es cierto que si hay que hacer una narración visual para esa imagen (una que no tenga relación con la que montó la productora del grupo musical en su día), determinados bucles narrativos sobran, no se pondrían, reiteran donde con mayor elegancia podía provocarse un impacto más rotundo con ese nivel de calidad de imagen, y también hay que decir que no resulta una experiencia extraña el maridaje entre música y vídeo casi en cualquier circunstancia, a no ser que ambos sean abiertamente opuestos (después de todo las líneas narrativas suelen discurrir necesariamente por estructuras reconocibles). Sin embargo espero que coincidan ustedes bosotrah conmigo en que en este caso llega mucho más allá. Da para exclamar en el Twitter lo que sea menester.

¿Conocía el autor o autores del vídeo el tema de Yes y fue montado utilizándolo como base? ¿Son ambas narraciones estructuralmente trilladas? (y aunque así fuera, la coincidencia se me antoja muchísimo más precisa de lo que sería un mero acercamiento de estándares).

No se. Porque a día de hoy sigo negándome a creer en la magia, tanto de loqués rito oficial como estar ahí fuera loqués La Verdáz… ¿vosotros qué pensáis?

Tagged with:

11 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Small Blue Thing said, on 5 abril 2010 at 11:33 am

    Me pregunto por qué no te planteas si el viaje fue al contrario: ¿y si el editor del vídeo conociera ambos temas y, aunque sólo fuera por afinidad estética, montara “a ritmo”? A mí se me hace más plausible esa explicación, ‘jate.

  2. piezas said, on 5 abril 2010 at 11:37 am

    Acabo de añadirlo. Es lo que pretendía plantear en la primera pregunta.

    Esque… ¡joer! hasta cuando aparece en la imagen una cámara haciendo travelling… ¡es el bajo! ¡el pasaje de transición del bajo, todas y cada una de las veces!

  3. piezas said, on 5 abril 2010 at 11:42 am

    ¿Y lo del avión? ¿y la coda?

  4. musmushi said, on 5 abril 2010 at 6:26 pm

    Que el video fue montado siguiendo la música me parece muy razonable, lo que me inquieta es que sin tu saberlo se hayan combinado de forma aleatoria video y musica en tu escritorio …. ¿a ver si va a ser cosa de los experimentos estos del LHC? ;)

    • piezas said, on 5 abril 2010 at 7:19 pm

      Posesque, el escenario del desktop es el único que meseocurre que solo necesite UNA casualidad…

  5. hwang-ho said, on 16 abril 2010 at 9:02 pm

    Lo que pienso es que has tenido una serendipia en tu escritorio virtual. Y lo celebro porque el montaje que has hecho es digno de los trabajos de los duendes. Felicidades.

  6. jgmerino said, on 19 abril 2010 at 2:43 pm

    Macho flipo con tu sentido del ritmo. Este vídeo es tan sicrónico con la música como lo podría ser con cualquier otra canción. Ahora que alabo tu poder de convicción.

  7. piezas said, on 19 abril 2010 at 3:20 pm

    Ya, jgmerino, pero si lees atentamente, me niego a aceptar como algo que vaya más allá de lo obvio y trillado cualquier cosa que sea una traducción rítmica al pie de la letra música->imagen.

    Prufundisa.

  8. FuzzyLogic said, on 29 abril 2010 at 5:17 pm

    Alomojó puede ser que la composición de las imágenes del vídeo de The Third and the Seventh te recuerde a aquellas cutscenes casi estáticas, que parecían sacadas de alguna novela gráfica francesa de los 70, que ilustraban la trama del videojuego Homeworld (1999) para el que grabaron este tema.

    O puede que sea el mismo tema de los YES. Recuerdo que sonaba en los títulos de crédito del juego, que siempre me parecieron tremendamente rítmicos. Te dejo el enlace del vídeo original, por si no lo has visto:

    http://www.viddler.com/explore/kinger/videos/38/

  9. piezas said, on 29 abril 2010 at 5:31 pm

    No conocía el vídeo Fuzzy. A penas tampoco el juego (de muy reciente la versión dos y porque es par mushasho, que no soy mu gamer que digamos). Gracias!


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: